De pequeña tenía el cuerpo perfecto. Pero entonces un amigo hizo un comentario que lo cambió todo

Forex, Videos, Acordes, Dieta, Hosting, Letras, MP3, Musica

La historia de Valeria Levitin, de 39 años, es tan triste como impresionante. Nació en Rusia pero actualmente vive en Mónaco, y debido a su grave anorexia, su vida es de todo menos normal. Mide 1,70 m de altura y pesa solamente 22,6 kg. ¡El peso normal para alguien de su tamaño es de entre 56 y 75 kilos!

Los transtornos alimentarios de Valeria empezaron desde muy joven. Cuando era niña, su madre controlaba minuciosamente su alimentación para evitar que tuviera sobrepeso como todos sus familiares. Con solo 16 años, Valeria empezó a seguir una dieta.

Su familia se mudó a Chicago y a Valeria le preocupaba mucho hacer nuevos amigos en la escuela. Quería perder peso porque pensaba que si era delgada, tenía más posibilidades de agradar a los demás.

Lo primero que Valeria hizo fue dejar de comer azúcares y carbohidratos, pero al parecer no fue suficiente. Un día, mientras Valeria estaba viendo un partido de fútbol con amigos, alguien dijo algo que la hirió profundamente y que tuvo consecuencias a largo plazo: “Yo sé cómo podemos ganar. Podemos poner el traserote de Valeria en la portería”. Fue una broma cruel, una frase que terminó destrozando el mundo de Valeria. Nunca más pudo volverse a ver como antes.

Lo irónico es que Valeria tenía un cuerpo perfecto para su edad y estatura. Usaba una talla M y tal vez era un poquito más “robusta” que otras chicas en la escuela; pero en todo caso, gozaba de buena salud y no tenía ni un kilo de más.

Cuando Valeria cumplió 23 años, pasó a ser talla S y quería empezar una carrera como modelo. A pesar de que consideraba que estaba extremadamente delgada, le dijeron que era demasiado “gorda” para acceder al mundo de la moda.

Por aquel entonces, Valeria ya era consciente de que había desarrollado un serio trastorno alimentario, pero a pesar de sus grandes esfuerzos, no pudo cambiar su conducta autodestructiva. Ella sabía que necesitaba ayuda y consultó a unos 30 especialistas en anorexia para tratar de superar su enfermedad, pero todo fue en vano. La anorexia se había apoderado de esta joven y le impedía ganar peso de nuevo.

Su cuerpo se debilitó tanto que tuvo que tomar medicamentos para detener los hematomas que aparecían por todos lados al menor impacto. Valeria vivía con el temor de sufrir un colapso en cualquier momento. En su estado, una simple caída podría provocarle la fractura de varios huesos.

Y Valeria no solo sufría físicamente, su anorexia nerviosa la había llevado a tener una vida muy solitaria. No era capaz de tener una relación normal o hacer las cosas que las chicas de su edad hacen usualmente. ¡Qué ironía, empezó una dieta para tener una apariencia más estética y ahora se siente menos hermosa que nunca!

Y para colmo de males, Valeria empezó a recibir una serie de cartas de admiradoras después de que su grave enfermedad se hiciera conocida en las redes sociales. Se asombró mucho al leer los mensajes que le pedían que les revelara su secreto para permanecer tan delgada. Valeria se negó a ayudar a otras personas a acabar con sus vidas de esta forma. En ese momento, se dio cuenta de que tenía que poner un alto, así que empezó una campaña para concienciar a las personas sobre los peligros de la anorexia.

Valeria no se había dado por vencida. Estaba dispuesta a recuperar el control de su vida y a cumplir con uno de sus objetivos más especiales: tener un hijo. Creía que este deseo la motivaría lo suficiente para superar su enfermedad y retomar un estilo de vida saludable.

Pero surgió un nuevo inconveniente: todos estos años de graves desórdenes alimentarios han cambiado su organismo; incluso si ella pudiera comer mejor, su organismo no lo soportaría. Tantos años de desnutrición le han provocado intolerancia a una gran variedad de alimentos, por lo que ya no es capaz de digerirlos adecuadamente.

La historia de Valeria es un ejemplo perfecto de los peligros que puede acarrear la búsqueda del “cuerpo perfecto”. En un mundo donde estamos bombardeados de imágenes de modelos con una delgadez poco sana y de celebridades transformadas a base de Photoshop, es comprensible que algunos jóvenes se dejen impresionar y pierdan el contacto con la imagen que tienen de sí mismos. Po esta razón, es importante alertar sobre los peligros mortales que esta enfermedad puede llegar a tener. Llevar una dieta adecuada y mantener un peso saludable son dos hábitos que nunca debemos abandonar. Pero si tú o algún conocido siente la compulsión de ponerse a dieta, lo mejor es consultar a un médico para asegurarse de no rebasar los límites. En el caso de Valeria, solo esperamos que no sea demasiado tarde.
Deja tu comentario abajo.

Compartelo con tu Familia y Amigos de Facebook.



Te Recomendamos

Tirantes sueltos, copa caída, cinturón apretado… ¡Con estos 3 trucos, eso dejará de ser un problema!
Un abogado se casó con una mujer que se había casado seis veces
Lo llaman el “Rompe Hongos” Por quede Una Sola Pasada Elimina todos los Hongos de Uñas…

Qué Opinas?

logo11