Estas mujeres se meten veneno entre las piernas. La razón te dejará sin palabras

Forex, Videos, Acordes, Dieta, Hosting, Letras, MP3, Musica
La mayoría de las mujeres los utilizan una vez al mes: tampones o compresas. Pero casi ninguna sabe lo que realmente están introduciendo en sus cuerpos.

Los tampones y las compresas están hechos de algodón. Para cultivarlo, a menudo se utilizan pesticidas y otros venenos. Por supuesto, los residuos de estos se encuentran en los tampones.

Según un estudio de la Universidad de La Plata, en Argentina, en el 85 % de los tampones y otros productos de higiene se hallaron trazas de veneno. Entre otros, se encontró el veneno para las plantas que utiliza Monsanto como pesticida y que contienen la sustancia cancerígena glifosato.

Estos pesticidas tienen una gran cantidad de efectos secundarios para la salud: pueden atacar al sistema nervioso, al inmunitario y a los órganos. Además de cáncer, pueden causar también alergias, asma y enfermedades crónicas. Además, pueden afectar al equilibrio hormonal del cuerpo y provocar depresión. En el parto también pueden dañar al embrión e incluso producir embarazos prematuros o abortos.

También puede hacer que se acumulen bacterias en la zona húmeda de la vagina, que puede provocar el síndrome de shock tóxico. Esto puede ser letal. En septiembre de 2015, la nadadora de 13 años Jemma-Louise Roberts, de Inglaterra, incluso perdió la vida.

Pero ¿qué podemos hacer para evitarlo? Mira bien el paquete, por supuesto, e infórmate de lo que contienen. O también puedes comprar productos alternativos, como la copa menstrual.

Existe una alternativa a los tampones desde los años 30. Su fascinante nombre es copa menstrual. Lo hay en muchos tipos y la mayoría están hechos de silicona para prevenir alergias.

Los hay también en diferentes tamaños, tienen forma de copa, los hay transparentes, rosas o azules, y tienen capacidad para entre 15 y 42 mm. La ventaja de estas copas es obvia: en el cuerpo no entra ningún veneno y son reutilizables, por lo que son buenas para el medio ambiente. Además, apenas se notan en el cuerpo, pueden usarse mientras se practica deporte y son casi invisibles en el día a día. Algunas mujeres dicen incluso que tienen menos dolores menstruales al usarlas. Si limpias bien la copa, es improbable que sufras una infección o el síndrome del shock tóxico.

Las copas menstruales son un poco más difíciles de usar que los tampones, pero una vez que las hayas usado un par de veces, es fácil. También ahorras mucho dinero, y puedes lavar, desinfectar y reutilizar durante años porque la silicona es un una sustancia muy estable y de bajo coste.

Por tanto, una buena razón para cambiar de producto: por tu salud y por el bien del medio ambiente. Ten cuidado con lo que forma parte de tus productos de higiene y sustitúyelos cuando ya no estén en buen estado. Los tampones pueden ser muy peligrosos. Comparte este artículo para que las madres, hermanas e hijas se protejan de este horrible peligro.
Deja tu comentario abajo.

Compartelo con tu Familia y Amigos de Facebook.



Te Recomendamos

Tirantes sueltos, copa caída, cinturón apretado… ¡Con estos 3 trucos, eso dejará de ser un problema!
Un abogado se casó con una mujer que se había casado seis veces
Lo llaman el “Rompe Hongos” Por quede Una Sola Pasada Elimina todos los Hongos de Uñas…

Qué Opinas?

logo11